Summoned Slaughterer. Capítulo 23

Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translation
Traductor español: Errdex – HunterStars Translation

Fugitivos

「 ¡Vamos! 」(Hifumi)

Mientras se acercaban a la salida de la ciudad, Hifumi las llamó bruscamente mientras preparaba su katana, después de eso comenzó a galopar en su caballo.

「 ¡Espere! 」(Kasha)

Kasha, la cual era la cochera, elevó la velocidad del carro rápidamente, pero no importa como, esa no es una velocidad con la que podría alcanzar a Hifumi.

Se había separado en un instante. Hifumi desapareció en la oscuridad de adelante, y pasó junto al jefe de los dos soldados que estaban enfrente de la puerta. Al momento de pasar junto a él, lo corto y debido al impulso este salió volando.

Aprovechando el impulso, Hifumi se dio la vuelta y corrió una vez más en su caballo. Oscilando su katana desde lo alto del caballo, mató a otra persona.

Sólo un soldado había quedado. Cuando el carro se estaba acercando, el soldado finalmente pudo sacar su espada, y en ese momento el carro llegó.

「Alyssa, bájate. 」(Hifumi)

Hifumi se bajo del caballo y apuntó su katana hacia el soldado para mantenerlo bajo control. Sin dejar de prestarle atención al soldado se dirigió hacia Alyssa.

Al mismo tiempo Alyssa saltó del carro.

Debido a las medicinas restauradoras, ella no parecía tener ningún problema al moverse

「Te presto esto. 」(Hifumi)

Al terminar de acercarse, Hifumi le paso su katana a Alyssa.

「¿Eh?… 」(Alyssa)

Aunque el soldado se abalanzo sobre ellos, fue obligado a retroceder con una patada frontal que lo derribo fácilmente.

「Mata a este tipo con esto. 」(Hifumi)

「E-eso es… 」(Alyssa)

Aunque Alyssa tomó la katana, ella dudaba del hecho de matar al soldado.
Tal vez ella reconoció su cara.

El soldado se acerco, abalanzándose una vez más sobre ellos. Pero una pequeña hoja fue clavada en la muñeca del brazo que sostenía la espada, y el soldado la dejo caer. Hifumi lo agarró de la parte posterior de su cuello y lo tiro al suelo.

El soldado trato de levantarse de nuevo, pero Hifumi lo agarro firmemente del codo. Debido al peso de un ser humano, el soldado ya no fue capaz de levantarse de nuevo.

「A partir de ahora tendrás que matar a un montón de oponentes. La persona con la que ayer tuviste una conversación amistosa, podrías tener que asesinarla hoy. Por lo tanto, mata a este tipo. Mata al oponente que ha intentado matarte, para separarte completamente de este lugar. 」 (Hifumi)

Hifumi pronunció esas palabras, sin ninguna duda. Después de recuperar el aliento, sin perder el tiempo Alyssa preparo la katana.

「Esta bien. Hasta esta mañana el era tu colega, pero ahora que te traicionó y trató de matarte el es un enemigo. Si no lo matas, el te matará. 」 (Hifumi)

A pesar de haber utilizado esas palabras tan cliché, estas fueron eficaces en Alyssa que había experimentado esa situación por sí misma.

Cuando levanto la cabeza, no se podía ver ningún rastro de indecisión dentro de sus ojos.

「Tomare prestada esta espada. 」(Alyssa)

Alyssa oscilo la katana hacia el soldado que estaba luchando tratando de escapar.

La hoja afilada de la katana con un movimiento suave y sin obstáculos penetró el cuello del soldado acabando con su vida.

「… Lo he hecho. 」(Alyssa)

「Lo has hecho bien. Ahora iremos hacia la frontera. 」 (Hifumi)

Hifumi tomó suavemente la katana de manos de Alyssa y le dio la espada del soldado muerto. Luego dándose la vuelta, Hifumi se dirigió hacia su caballo.

「Hifumi-san, yo, ¿He hecho algo bueno con esto? 」(Alyssa)

「… No existe lo bueno o lo malo. Te dije lo que debías hacer y tu misma decidiste hacerlo. Eso es todo lo que hay. 」 (Hifumi)

Con una expresión que mostraba que ella no entendía, Alyssa regresó al carro con la espada en la mano.

El primer paso se realizó sin problemas, pensó Hifumi.

Solo después de que Alyssa matara por primera vez a un soldado de Vichy, Hifumi decidiría que hacer con ella dependiendo de su reacción.

Si su espíritu se rompía, después habría elegido un lugar adecuado para dejarla atrás.


Sin embargo, esto fue más allá de mis expectativas, Alyssa se enfrento al soldado de Vichy con un espíritu lleno de hostilidad.

A pesar de que su corazón podría haber entrado en conflicto, cuando el ataque se produjo de esta manera, ella tomo su decisión y puso su corazón en equilibrio.

El hecho de que no se ha separado de la espada que fue robada de su oponente es una prueba de que ella todavía no ha abandonado su voluntad de luchar.

Aunque existe la posibilidad de que ella muestre sus colmillos contra el, eso en sí mismo también sería agradable. Mientras se reía para sí mismo, Hifumi se subió a su caballo, y dejo la ciudad pasando a través de la puerta principal.

——————- Frontera Nacional ——————-

Tanto el lado de Orsongrande como el lado de Vichy, de alguna manera se las habían arreglado para asignar algunos caballeros para que se hicieran cargo del puesto fronterizo por los próximos días.

Ahora todo lo que queda es reducir el número de soldados que están en este lugar. Para que se restablezca el número necesario de soldados que deben ser asignados en la frontera.

En el lado de la frontera de Orsongrande, además de los soldados que habían sido asignados había una persona más, un caballero.
Era Pajou.

Con el fin de investigar a fondo esta anormal situación, Pajou tenía la intención de quedarse ahí por unos días.

En estos momentos, el cadáver del criminal que apareció primero y el cadáver de Gothras, que fue asesinado por Hifumi, ambos cadáveres estaban siendo sometidos a un examen. Mientras tanto Pajou estaba escribiendo el informe.

「 Después de todo Vichy no ha formado una alianza con Horant, sin embargo ¿Me pregunto si no están siendo utilizados? El número de soldados patrullando su lado de la frontera es el mismo que el nuestro, ¿Fue sólo para experimentar con la herramienta mágica? ¿Pero porqué? Actuando de esa manera se harían enemigos de los dos países al mismo tiempo… 」 (Pajou)

Ya que es muy poco probable pensar de forma coherente con una mente agotada, tengo que tomar un breve descanso, pensó Pajou. Pero en ese momento escucho un grito desde la distancia.

Parece que hay alguien luchando en el otro lado de la frontera.

「Por Dios, no tengo ni un momento para tomar un descanso.」(Pajou)

Mientras se quejaba, Pajou se equipo rápidamente su espada y su armadura, y salió de la habitación.

———————————————
La tenue luz de la antorcha iluminaba solamente una parte del puesto fronterizo.

Básicamente nadie pasaba por la frontera durante la noche.

No es posible darse cuenta de las cosas en la oscuridad y el tiempo de reacción aumenta.

Raras veces venían comerciantes durante la noche, y en la mayoría de los casos era debido a que cometían algún error en la planificación de su viaje. Pero aun si eso pasaba, los comerciantes se quedaban acampando un poco lejos de la frontera y la atravesaban en la mañana del día siguiente.

El día de hoy el que apareció no fue un comerciante tonto sino que fue un asaltante.

「 ¡Escuchen! ¡Aniquilen a todos los soldados en el lado de Vichy! ¡No dejen a ni una sola persona viva! 」(Hifumi)

Mientras estaba montando en su caballo, Hifumi preparo el fundou de la Kusarigama.

「Sin disminuir la velocidad vayan con el carro hasta la fortaleza, ¡Vayan! ¡Después bájense inmediatamente y maten a todos los que están en los alrededores! 」 (Hifumi)

「「「 ¡Entendido! 」」」

Mientras se acercaban a la fortaleza, dos soldados estaban preparando grandes escudos que bloqueaban la carretera de lado a lado.

「 ¡Deténganse! 」(Guardia)

「 ¿¡Quién se detendría solo porque se lo piden!? 」(Hifumi)

Mientras saltaba magníficamente con su caballo sobre los dos soldados, Hifumi envolvió de una sola vez la cadena de la Kusarigama alrededor de los cuellos de los dos indefensos soldados y los arrastró en el suelo.

「 ¡Ja, Ja~! 」(Hifumi)

Después de arrastrarlos por unos 10 metros, fueron liberados. Pero en el mismo momento en que fueron lanzados al suelo, los dos ya habían muerto por tener el cuello roto.

Los caballos que impulsaban el carro evadieron rápidamente los escudos que los soldados habían soltado al momento de ser arrastrados. Pero las ruedas del carro pasaron sobre estos haciendo que el carro se agitara violentamente.

「 ¡Kya! 」(Origa)

Origa perdió el equilibrio pero fue atrapada de inmediato por Alyssa.

「 G-Gracias. 」(Origa)

Mientras expresaba su agradecimiento, Origa notó el temblor en la mano de Alyssa mientras la estaba tocando.

「 Esto… 」(Alyssa)

「 Está bien. El Maestro está aquí y también nosotras somos bastante fuertes, ¿De acuerdo? 」 (Origa)

Por lo tanto, todo estaba bien, mientras sonreía suavemente, Origa sujeto con fuerza su báculo mágico esperando el momento adecuado para saltar del carro.

De repente, el carro se detuvo.

「 ¡Eres un estorbo! 」(Kasha)

Al parecer Kasha estaba luchando con el enemigo de adelante.

Al oír la voz de Kasha, Origa saltó inmediatamente y aunque vacilante, Alyssa la siguió justo después.

Al bajarse del carro, el par se enfrentó a los enemigos de la izquierda y de la derecha.

Después de ver el momento en que el carro llego a la fortaleza, Hifumi se bajo del caballo. Después de bajarse de el, agarró la cabeza del soldado que se estaba enfrentando a Kasha, acercándose a él desde la parte posterior y lanzándolo hacia la pared de la fortaleza.

Sólo con eso, el soldado murió.

Después, golpeó con la empuñadura de la katana al soldado que se le estaba acercando por el lado derecho haciendo que este quedara aturdido, y luego incrusto la hoja de la katana a través de los ojos del soldado, matándolo así.

「 ¡Gii! 」

Apretando los dientes, el soldado levantó su voz en agonía antes de morir en convulsiones.

「 Maestro… 」(Kasha)

「 Continua Alyssa. 」(Hifumi)

Haciendo caso omiso de Kasha, que quería decir algo, Hifumi aumentó el número de cadáveres mientras se aproximaba a la frontera.

「 ¡Soldados de Orsongrande ¡Escuchen! 」(Hifumi)

Era una voz muy, muy ruidosa.
La voz de Hifumi, aunque todavía estaban bastante lejos de la frontera, fue escuchada por Pajou.

「 Esta voz… 」(Pajou)

「 ¡Soy un noble de Orsongrande llamado Hifumi! ¡Algunos de los soldados ya deben saber de mí! ¡Fui el que atrapo al vizconde Hagenti de nuestro país! ¡¿Saben ustedes cual fue la razón de eso?! 」(Hifumi)

La voz de Hifumi también los había alcanzado.

Al confirmar la situación del otro lado de la frontera, los soldados de Orsongrande lo habían escuchado correctamente.

「 ¡El Vizconde Hagenti era un títere de Vichy! Debido al decreto de la princesa Imeria aun arriesgando mi vida me he infiltrado en secreto en Vichy. El Vizconde fue manipulado por Vichy. Una y otra vez los soldados, fueron manipulados por una magia inhumana, ¡La ingresaron a nuestro país y yo fui capaz de obtener evidencia de sus planes! ¡Y además de eso Vichy trató de matar a una mujer joven, que sabe el secreto detrás del funcionamiento de esa herramienta mágica! 」 (Hifumi)

Mientras hablaba, Hifumi mató a dos soldados más.

Después de haber mostrado sus habilidades a los soldados de Orsongrande, algunos de ellos comenzaron a creer que el hecho de que el haya recibido el decreto secreto de la princesa no era extraño, en absoluto.

「 ¡Aunque era peligroso, Logré rescatarla de esa crisis! ¡Pero al hacerlo, mis circunstancias fueron expuestas! ¡Aunque de alguna manera me las arreglé para derrotar a los perseguidores, es de lamentar que no puedo pasar por aquí! 」 (Hifumi)

Adonde los soldados dirigieron sus miradas, estaba la figura de una mujer joven que luchaba desesperadamente ayudando a Origa y a Kasha.

No era nadie más, sino Alyssa.

「 ¡Soldados de Orsongrande! ¡A pesar de que la frontera del país esta adelante, no hay manera de que podamos atravesar sus defensas! ¡Eso no importa, pero por lo menos préstennos su ayuda para rescatar a esta joven! ¡Con el fin de salvarla, quiero que todos ustedes nos demuestren su justicia! 」 (Hifumi)

A medida que escuchaban lo que Hifumi estaba diciendo, los soldados comenzaron a mirarse unos a otros con expresiones vacilantes.

… ¿Qué está planeando?… (Pajou)

Antes de llegar a la fortaleza, Pajou estaba pensando sobre esto en el camino.

Para empezar, no creo que Hifumi requiera ningún refuerzo.

Entonces, ¿Por qué Hifumi está tratando de que los soldados de Orsongrande crucen la frontera?

Cuando se trata de los soldados que protegen la frontera, esto es un delito muy grave.

Más bien, de este modo es mucho más grave que el que una persona ordinaria lo haga.


Sin embargo, no se puede esperar que Hifumi sepa acerca de eso, Considero Pajou.

Cuando haya llegado a la fortaleza, ¿Qué es lo que Pajou decidirá en esa situación?

Si se piensa con calma sobre esto, seria imprudente para los caballeros y para los soldados cruzar la frontera de otro país, por lo tanto seria considerado una invasión.

Más aún si la persona que tratan de rescatar es alguien que ha cometido un crimen en el otro país.

No importa como, es imposible.

Sin embargo, al elegir no salvarlos en esta situación, la cuestión de no ayudar a la joven y la cuestión de “No ayudar a los ciudadanos de su propio país”, estas dos cuestiones todavía permanecerán como hechos.

En lugar de un caballero, podría tener consecuencias negativas si los soldados pierden su confianza en el país. Del mismo modo estos hechos también podrían llegar a ser conocidos por los ciudadanos normales.

Proteger las normas y por lo tanto abandonar a los nobles o poner la prioridad en salvar sus vidas, ¿eh?…

Cuando llego a la fortaleza, Pajou se sorprendió al descubrir que la joven que Hifumi había dicho no era otra más que Alyssa. Por otra parte un gran número de cadáveres podría ser visto en el otro lado de la frontera. Ella recordó el discurso que Hifumi dio hace un momento.

「 Aunque mis circunstancias fueron expuestas, me las arreglé para derrotar a los perseguidores. 」

Si eso era cierto, esto se trataba de una cuestión de “Protección de un criminal prófugo, que cuando huía hacia Orsongrande, en el camino mató a muchos soldados de Vichy”.

Debido a eso la intervención de Orsongrande ya se había convertido en un hecho.

Aunque no estoy segura en qué medida la otra parte es consciente de todo esto, la opción de evitar transgredir[1] la frontera ya se ha perdido.

Como ya ha llegado a esto, tenemos que salvarlos, no importa lo que se necesite. También se ha hecho necesario inventar un hermoso cuento sobre esto. (Pajou)


Orsongrande está arrinconado. No hay otra opción mas que denunciar públicamente a Vichy, juzgo Pajou.

「 ¡Todos, saquen sus espadas y ayúdenlos! 」(Pajou)

Sosteniendo también su arma, Pajou comenzó a correr como vanguardia. Y los otros soldados la siguieron también.

Esto fue debido a que la persona a cargo tomo la decisión.

Debido a eso su cautela se afirma fácilmente.

Debido al feroz ataque de Orsongrande con sus números abrumadores, el número de soldados de Vichy se redujo en un abrir y cerrar de ojos.

Después que todos los soldados de Vichy habían muerto, Hifumi, cruzó la frontera, y mostró su agradecimiento hacia Pajou.

「 Fue un comportamiento muy valiente. Deseo expresar mi agradecimiento. 」(Hifumi)

「 No, por favor, no te preocupes. Dejando eso a un lado, quiero escuchar el informe detallado, para saber como llegamos a esto. 」 (Pajou)

———————————————–
Mientras Pajou los guiaba, el grupo de Hifumi la siguió obedientemente.

Por supuesto Hifumi resultó ileso, las esclavas y Alyssa también, con tan poca dificultad, no era necesario preocuparse.

Al entrar en una gran sala de conferencias del cuartel que esta cerca de la fortaleza, se les dijo a los soldados que estaban de guardia que no dejaran entrar a nadie por un tiempo. Y después Pajou instó al grupo de Hifumi ha sentarse.

Después de confirmar que el grupo de Hifumi se había sentado, Pajou se sentó en una silla mientras daba para si misma un profundo suspiro.

「 De alguna manera pareces estar bastante agotada. 」(Hifumi)

「 ¡De quién es la culpa! ¿De quien crees que es?… Así que, normalmente esperaría que me expliques de inmediato, pero… 」 (Pajou)

「 Puedes conseguirlo. 」(Hifumi)

Después de sacar un documento de su almacenamiento oscuro, Hifumi lo tiro casualmente hacia Pajou.

Después de mirarlo rápidamente, Pajou bajó la cabeza por la vergüenza y miró hacia abajo desde la esquina de sus ojos.

「 Aunque era imposible entender algunas cosas, parece que el gobierno central de Vichy utilizo una herramienta mágica de Horant para fortalecer a sus soldados. Si esos dos países tienen éxito en su cooperación, ¿No es lo mismo que invadir Orsongrande? 」 (Hifumi)

「 En caso de que esto sea real, se podría decir que… 」(Pajou)

Como Pajou estaba visiblemente exprimiendo esas palabras, Hifumi dio el golpe final.

「 Por lo tanto, el representante de la ciudad Aroseru, que recibió esto, fue detenido. Sigue vivo. Esta en el carro. 」(Hifumi)

「 ¡No es eso secuestro! 」(Pajou)

Como Pajou dio un golpe sobre la mesa y se puso de pie, Hifumi dijo lo siguiente sin cambiar su expresión.

「 ¿Es necesario aumentar expresivamente su voz para poder ser escuchada por los demás? Esto se hizo con razón, con el fin de salvarla por completo de casi morir en ese lugar. Tenemos esta cantidad de pruebas, y el tipo que puede dar fe de la validez del documento está aquí. ¿Qué es lo que piensan decir sin pruebas? Vichy lo negara todo de esa manera. 」(Hifumi)

「 Esa decisión será tomada por la realeza y los nobles de alto rango, no por aquellos que estamos en este lugar. 」(Pajou)

「 No, en absoluto, tu ya lo has decidido en este lugar hace tan sólo unos minutos. La situación ya ha comenzado a desarrollarse. Ahora es demasiado tarde. 」 (Hifumi)

Después de escuchar las palabras de Hifumi, Pajou no podía hacer nada más que mirar su cara en silencio.

El grupo de Origa, que estaban sentadas en fila junto a Hifumi, y habían estado en silencio hasta ahora, dejaron de respirar por un momento al darse cuenta de que sus acciones se habían convertido en un asunto tan serio.

「 … De todos modos, por favor permanezcan hoy en el cuartel. Enviare el informe a la capital real. 」(Pajou)

「Ah, no esta disponible la opción de utilizar aves como medio de comunicación. Pues bien, Cuando contactes con la capital, transmite este mensaje a Imeraria para que nos encontremos. Vamos a ver, 「 El hombre, que llevo a cabo el decreto secreto y termino por romper la ley con el fin de salvar a una doncella, desea visitar a su Majestad con el fin de expresar su disculpa. 」 」 (Hifumi)

Con una expresión de duda, Pajou miró el rostro de Hifumi.

¿Qué está planeando? Pajou trató de leer su mente. Hifumi tenía una leve sonrisa sin cambios cuando captó su mirada.

—————————————————————————————————————————–

Anterior        |        Indice        |       Siguiente

—————————————————————————————————————————–

[1] Nota Errdex: Infringir un precepto o ley.

Anuncios

13 thoughts on “Summoned Slaughterer. Capítulo 23

  1. jaajj se agradece el fuerzo de traducir está obra tan buena, ajajaj un protagonista que quiere iniciar guerras para realizar más derramamientos de sangre debido a que esta aburrido ajajajja

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s