Summoned Slaughterer. Capítulo 6

Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translation
Traductor español: Errdex – HunterStars Translation

Más cerca del borde

A Hifumi no le gustaban los movimientos y habilidades llamativas.
Los grandes movimientos se realizan solo si es necesario, como una pretensión de la arbitrariedad, pero en última instancia, se puede utilizar para matar a una persona apuntando a sus puntos vitales.

Sigue leyendo

Kumo Desu Ga. Nani Ka? Capítulo 11

Autor: Baba Okina
Traductor ingles: Turb0 Translation
Traductor español: Errdex – HunterStars Translation

I ~ To maki maki I ~ a maki maki ♪

Un fino hilo blanco se une a mis dos patas delanteras.
Se extiende cuando lo saco al exterior.
Y poco a poco vuelve a su longitud original cuando reduzco mi fuerza.
Sigue leyendo

Summoned Slaughterer. Capítulo 4

Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translation
Traductor español: Errdex – HunterStars Translation

Más que palabras

Hifumi caminaba tranquilamente hacia la ciudad, desapareciendo entre la multitud.
Al salir del castillo, Hifumi paso por una zona llena de grandes mansiones que parecían pertenecer a la nobleza, y al llegar a una zona llena de casas de dos y tres plantas, pudo ver varias tiendas, puestos y algunos carros de comida.

Sigue leyendo

Summoned Slaughterer. Capítulo 5

Autor: Ido Masayoshi
Traductor ingles: Infinite Novels Translation
Traductor español: Errdex – HunterStars Translation

Colores verdaderos

La tienda de que Kasha recomendo.

“El crudo bailarín’ estaba en una calle lateral unida a la calle principal. Era un restaurante durante el día, y parecía convertirse en un bar por la noche.
Como Hifumi no podía leer, Kasha pidió un plato de carne y ensalada.
Sigue leyendo

Kumo Desu Ga. Nani Ka. S1

Autor: Baba Okina
Traductor ingles: Turb0 Translation
Traductor español: Errdex – HunterStars Translation

El día en el que acabó mi vida diaria

Ese día, era sólo un día ordinario.
Ir a la escuela, comer con mis amigos, asistir a las clases, jugar cuando regresara a casa, comer, bañarme y luego dormir.
Debería haber sido un día así de ordinario.

Sigue leyendo